Jugar en Linux ya es una realidad

¿Será posible conseguir entera compativilidad Windows/Linux?

Como lo mencioné en un post anterior, tengo en mi PC tanto Linux como Windows y cada uno lo utilizo para cosas diferentes. Pero una de las razones más importantes para no quitar Windows son los videojuegos. Este post va a ser más reflexivo que técnico ya que la idea es desarrollar un poco el tema de los videjuegos con respecto al sistema operativo del Pingüino.

Fall Guys

Hace unos días vi que un usuario de un grupo de Linux comentó que estaba jugando Fall Guys en Linux, esto me sorprendió ya que yo intenté correrlo y no logré ejecutarlo. Le pregunté y no hizo nada del otro mundo, lo instaló con Steam y jugó sin problemas.

Al querer ahorrar espacio en disco cuándo instalé Steam en Debian, decidí utilizar como carpetas de biblioteca las mismas que tenía en Windows. Probé algunos juegos y corrieron sin problemas, entonces decidí dejarlo así. Esto fue lo que ocasionó el problema por el que no podía ejecutar el juego dentro de Linux, pero me di cuenta hasta que me puse revisar los errores.

El proceso de depuración de errores en entornos Linux prácticamente siempre es el mismo: Ejecutar la aplicación desde consola y comenzar a leer lo que aparece en ella mientras corre la aplicación. Al hacer esto con Steam me di cuenta que al lanzar el juego marcaba un error parecido a no cuentas con permisos para ejecutar /ruta/de/la/biblioteca/de/steam.

Al no ser este un problema nuevo para mí deduje la solución enseguida, así que hice un respaldo de la instalación y procedí a cambiar la biblioteca de este juego a una ruta con un sistema de archivos propio de Linux. Cinco minutos después estaba corriendo Fall Gyus con ayuda de Proton.

Después de esto me puse a probar juegos y descubrí que entre los que ya son nativos y los que se pueden ejecutar con Proton ya son bastantes los títulos que corren sin ningún problema en Linux.

Esto a me parece maravilloso, porque no sólo me ahorra el tener que reiniciar si quiero jugar después de un día de trabajo. También me aporta una solución práctica y segura en la que puedo confiar al momento de querer ejecutar un juego nuevo.

Considero que esta herramienta junto con la seguridad anti-piratería que aporta Valve son una gran oportunidad, no solo para la industria de videojuegos, también para que la industria de sofware especializado prueben portar sus aplicaciones a Linux.

Entiendo que al final la cantidad de usuarios es mínima, pero si a la compañía le cuesta poco tener esta opción, las probabilidades para portar el sofware por lo menos dejan de ser nulas. ¿Tú qué opinas? ¿Juegas en Linux? Cuéntame tu experiencia en los comentarios o por Twitter @engell25. Nos leemos pronto.

 
comments powered by Disqus